Qué se sabe de Satoshi Nakamoto, el creador del Bitcoin

La identidad de Satoshi Nakamoto, el creador del Bitcoin, se mantiene bajo un manto de misterio porque desde la aparición de la criptomoneda, en el año 2008, han surgido indicios sobre quién podría estar detrás de este enigmático personaje, pero ninguno que permita descifrar quién o qué está detrás suyo.

Variadas y hasta fantasiosas son algunas de las hipótesis alrededor de Satoshi Nakamoto. Todas apuntalan la teoría de que se trata de un seudónimo que esconde la real identidad del creador del Bitcoin, aunque las posibilidades van desde que es un simple hacker que se convirtió en multimillonario con su invento, hasta que detrás de la criptomoneda puede estar la Central de Inteligencia de los Estados Unidos, la poderosa CIA.

En el recorrido realizado desde 2008, aparecen algunos nombres que entraron en contacto con Nakamoto, entre los que también recaen las sospechas de que en verdad se trata del verdadero padre del Bitcoin.

El afán de enmascarar la verdadera identidad del inventor de la primera criptomoneda tiene dos hipótesis. Una es que se calcula que su posible fortuna puede estar en alrededor de 25 mil millones dólares, lo que de conocerse quién es podría quedar a expensas de estafas y extorsiones de ciberdelincuentes que estarían ávidos de tener esa información.

La otra es que podría verse implicado en investigaciones que realizan los organismos federales de seguridad de los Estados Unidos por delitos que se realizaron con el Bitcoin como moneda de transacción.

Todo lo que se sabe sobre Satoshi Nakamoto

Con el registro del dominio bitcoin.org, en agosto de 2008, se conoció el primer rastro público de la criptomoneda. El 1º de noviembre de ese año, Nakamoto publicó en una lista de correos en metzdowd.com un «libro blanco» titulado «Bitcoin: un sistema de efectivo electrónico usuario-a-usuario».

En este documento, lo primero que aparece bajo el título es ese alias, un correo electrónico y el dominio que se había registrado meses atrás. Ese libro blanco pudo haberse publicado en cualquier lugar, pero salió a la luz entre los cypherpunks, una definición sobre la filosofía de Nakamoto y lo que el Bitcoin representa.

Los cypherpunks se dedican a construir sistemas anónimos. Defienden su privacidad con criptografía, con sistemas de reenvío de correo anónimo, firmas digitales y dinero electrónico. Publican su código para que otros cypherpunks puedan practicar y jugar con él. Este código es gratuito en todo el mundo. Saben que el software no se puede destruir y que un sistema ampliamente disperso no se puede cerrar.

De esta filosofía es de donde nace Bitcoin, «una versión puramente electrónica de efectivo que permitiría que los pagos en línea fuesen enviados directamente de un ente a otro sin tener que pasar por medio de una institución financiera».

El 3 de enero de 2009 se creó el bloque génesis de la primera cadena de bloques, o Blockchain, con una recompensa de 50 BTC. El mensaje grabado dentro suyo sirve para asegurar la fecha de creación, y también arroja luz sobre las ideas de Nakamoto: «The Times 03 / Jan / 2009 Ministro de Hacienda al borde del segundo rescate para los bancos».

Se refiere a un título día del diario británico The Times que no deja muy bien parados a los bancos en los coletazos de la crisis financiera de 2008. Poco después, el 11 de febrero, Nakamoto publicaría un post revelador en la Fundación P2P, una ONG que alienta el cooperativismo, respecto de lo que pensaba sobre los bancos.

«El problema fundamental del dinero convencional es toda la confianza que se requiere para hacerlo funcionar. Debemos confiar en el banco central para que no devalúe la moneda. Pero la historia del dinero fiduciario está llena de abusos de esa confianza (…) Hace una generación los sistemas de ordenadores de usuarios múltiples tenían el mismo problema (…) Después llegó la encriptación fuerte y ya no tenía que basarse en la confianza. Los datos podían asegurarse de una forma que hacía imposible que fueran accesibles por otros. Es tiempo de que tengamos lo mismo para el dinero».

Así Nakamoto dejó en claro que su propuesta de un sistema de pagos electrónico descentralizado era una respuesta a la crisis del modelo tradicional de confianza en el sistema financiero: no confíen en los bancos, sino en las matemáticas.

Su información de perfil en la Fundación P2P contiene los escasos datos que se conocen sobre él. Según lo que compartió allí, y que no tiene por qué ser cierto, es un hombre nacido el 5 de abril de 1975 y originario o residente de Japón, al menos para la fecha de actividad del perfil.

¿Clientes o los cerebros detrás de Nakamoto?

El programador Hal Finney fue la primera persona en recibir bitcoins, diez, el 12 de enero de 2009. Otros partidarios tempranos de la tecnología fueron Wei Dai y Nick Szabo. Los tres son creadores de sistemas precursores de la criptomoneda y también los tres fueron señalados como candidatos de ser Satoshi Nakamoto, aunque lo han negado.

En 2010, el desarrollador Laszlo Hanyecz compró dos pizzas por 10.000 bitcoins, entonces el equivalente a 41 dólares pero en la actualidad, con la cotización de 2021 de la criptomoneda, equivale a 371 millones de dólares.

Este estadounidense de origen húngaro, ese año, se sumó como voluntario en el desarrollo de Bitcoin. Compartió correos con Nakamoto, pero aclara que sólo hablaron de la criptomoneda. Llegó a declarar que era «un poco raro», una opinión compartida por Gavin Andresen -luego desarrollador principal de Bitcoin-, además de paranoico y demandante.

También reveló que las respuestas de Nakamoto no eran inmediatas, porque siempre solía recibirlas con varios días de retraso, y advirtió que tenía un afán casi sospechoso por mantener su identidad en el más estricto secreto.

Así se mantuvo hasta su retirada repentina a mediados de 2010, cuando entregó el control del repositorio del código fuente y la clave de alerta de red a Gavin Andresen, transfirió dominios relacionados a otros miembros importantes de la comunidad y dejó de participar en los foros y enviar e-mails desde su dirección original. Del mismo modo, su cartera, estimada en aproximadamente un millón de bitcoins, quedó en el limbo.

Las suposiciones no se hicieron esperar, tanto que se llegó a la conclusión de que un código así no pudo haber sido desarrollado por una sola persona. También especularon con que podía no ser japonés, porque hacía gala de un inglés perfecto, y usaba expresiones británicas, por lo que también podría ser de alguno de los 54 países que integraron el Commonwealth.

Las sospechas recayeron sobre algunas personas. El más conocido es Dorian Nakamoto, pero el primero que se descarta, por la obviedad de la relación con el apellido. Otro es Nick Szabo, un criptógrafo estadounidense que diseñó el llamado «bit gold», un mecanismo teórico para una moneda digital descentralizada que es idéntico a Bitcoin.

Qué se sabe de Satoshi Nakamoto, el creador del Bitcoin

Al ingeniero informático Wei Dai se lo apunta porque su nombre aparece ya desde el libro blanco de Bitcoin. También se indicó a Satoshi Nakamoto como el alias de Hal Finney, un criptógrafo y entusiasta activista cypherpunk, la primera persona en recibir bitcoins y uno de los primeros desarrolladores del software. Falleció a causa de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) el 28 de agosto de 2014.

Sobre Craig Wright se aportaron datos poco creíbles en una investigación periodística de 2015. Australiano, Wright es un empresario con las habilidades necesarias para vincularlo con la criptomoneda pero su elevado perfil contrasta con el espíritu del Bitcoin.

La información provino de un hacker que supuestamente logró infiltrarse en las cuentas de correo de Wright, donde se podía ver que «Satoshi Nakamoto» era en realidad un seudónimo conjunto que también incluía al analista informático forense y amigo de Wright, Dave Kleiman, ya fallecido.

Otro de los apuntados como creador de la moneda digital es Ross Ulbritch, fundador de Silk Road, un ecommerce que funcionaba en la Deep Web y tenía al Bitcoin como divisa de intercambio. El sitio ofrecía a los usuarios la posibilidad de registrarse gratuitamente, pero para vender había que adquirir una cuenta especial mediante una subasta, que también se abonaba con monedas digitales.

En cuanto a las empresas y agencias, se llegó a elucubrar, en sorna, que Satoshi Nakamoto es un acrónimo conformado por las gigantes tecnológicas Samsung, Toshiba, Nakamichi y Motorola. Por otro lado, hay quienes afirman que Bitcoin fue una invención de la CIA o de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), ambos organismos de defensa de los Estados Unidos.

De todos modos, cada uno de los sospechosos forman parte del misterio que envuelve a la criptomoneda que desafía los estándares financieros en el mundo.

Fuente: clarin.com


😃 Puntúa este contenido con unas sonrisas:

Promedio de puntos 5 / 5. Recuento de votos: 2

Comparte con otros: