Bitcoin alinea los incentivos de forma perfecta. Opinión

Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Con Bitcoin, la humanidad nunca había tenido un juego tan limpio. Un libro mayor de mercado verdaderamente libre al que cualquiera puede acceder y verificar si juega según las reglas.

29 de agosto de 2022

Cuando un nocoiner me pregunta sobre Bitcoin, es difícil no tomar un «aliento a lo Michael Saylor» y embarcarse en una conversación de cuatro horas sobre cómo no hay un segundo mejor.

Mi discurso de ascensor de Bitcoin ha mejorado con el tiempo, pero es difícil explicar por qué el mundo necesita tan desesperadamente un libro de contabilidad monetaria honesto en 30 segundos. La prueba de trabajo es necesaria para tener la gloriosa experiencia de adentrarse en la madriguera de Bitcoin.

Te puede interesar: El camino hacia un estándar de Bitcoin en África



En este artículo intento exponer por qué los incentivos de la red están tan bien pensados a todos los niveles.

La humanidad nunca ha tenido un juego tan justo. Un libro de contabilidad verdaderamente libre al que cualquiera puede acceder, verificar y actualizar si sigue las reglas. Desde los individuos hasta las pequeñas empresas, pasando por los operadores de la red y las compañías energéticas, y finalmente los estados-nación, todos se benefician a largo plazo si juegan limpiamente con la electricidad en lugar de hacerlo mediante la coerción y la violencia.

Aunque tengo muchas esperanzas de que Bitcoin pueda ayudar a empoderar a los individuos soberanos, parece que estamos entrando en el punto en el que las instituciones empiezan a apilar sats.

A medida que la red siga creciendo en tamaño, Bitcoin llegará a un punto en el que todas las empresas y naciones-estado adoptarán la tecnología de alguna manera, al igual que han hecho con TCP/IP.

La madriguera de Bitcoin hace que el aprendizaje sea divertido y enseña a la gente sobre energía, finanzas, filosofía, física, historia, teoría de los juegos, economía, informática y un montón de otros temas.

En mis reuniones locales de Bitcoin en Massachusetts, he escuchado muchas historias similares de personas que empiezan a estudiar y aprender sobre temas que de otra manera nunca se habrían molestado en estudiar.

Para tener una buena comprensión de Bitcoin debes dedicar cientos, si no miles de horas. En ese momento sólo estás empezando porque «nadie ha encontrado el fondo de la madriguera de Bitcoin«.

Una vez que empiezas a comprender lo que Bitcoin significa para la humanidad, casi se siente como un código de trucos para la vida. Un libro de contabilidad apolítico, resistente a la censura, verdaderamente escaso y descentralizado que está siendo adoptado por las masas desde el principio.

Es una bendición que la persona o grupo anónimo llamado Satoshi Nakamoto haya resuelto el problema de los generales bizantinos.

Fuente: kindpng.com

Individuos

El socialismo no funciona porque las personas tienen intereses propios. Me encantaría vivir en una utopía en la que todo el mundo cooperara y ayudara al prójimo. Creo firmemente que cuando das por tu propia voluntad, es uno de los mejores sentimientos del mundo.

Sin embargo, no se siente muy bien dar cuando uno se ve obligado a hacerlo para evitar la violencia. A lo largo de la historia, quitarle a la gente la posibilidad de quedarse con el fruto de su trabajo siempre ha terminado mal. Decirle a la gente que debe producir por «el bien mayor» es una receta para el desastre.

Un ejemplo de ello es lo que ocurrió en China entre 1959 y 1961. El país experimentó lo que ahora se conoce como la Gran Hambruna bajo Mao Zedong.

«Quitar todos los medios de producción privada de alimentos (en algunos lugares incluso los utensilios de cocina), obligar a los campesinos a formar parte de comunas mal gestionadas y continuar con las exportaciones de alimentos fueron los peores actos de comisión. El suministro preferente de alimentos a las ciudades y a la élite gobernante fue el acto deliberado de provisión selectiva.»

Vaclav Smil

Este es sólo un ejemplo de lo que ocurre cuando el gobierno quita a sus ciudadanos la capacidad de trabajar en lo que ellos mismos consideran digno. Arruina la estructura de incentivos para que las personas productivas trabajen en tareas significativas.

El mundo no es una utopía, por mucho que los socialistas quieran que lo sea. Una cosa es demonizar las prácticas monopolísticas porque impiden que el mercado libre funcione correctamente. Otra cosa muy distinta es demonizar el beneficio.

Si la gente no puede obtener beneficios, no dedicará su tiempo y sus recursos a fabricar algo de valor. A menos que se les obligue a hacerlo mediante la amenaza de la violencia. Cuanta más coerción se aplique, menos valor se creará, porque alguien que trabaja con ánimo de lucro está mucho más motivado que alguien que trabaja porque se le obliga a hacerlo.

Una práctica monopolística que obstaculiza nuestro mundo moderno es el monopolio que los bancos centrales tienen sobre la moneda fiduciaria. Al planificar centralmente los tipos de interés y tener la capacidad de crear dinero fiduciario sin afrontar un coste de oportunidad por hacerlo, el mercado libre se corrompe. Esto lleva a que se distorsionen las señales de los precios y a que los individuos sean empujados hacia afuera en la curva de riesgo.

«Cada día que pasa y Bitcoin no se ha hundido por problemas legales o técnicos, eso aporta nueva información al mercado. Aumenta la posibilidad de que el Bitcoin acabe triunfando y justifica un precio más alto.»

Hal Finney

Aunque el bitcoin es menos arriesgado cada día que existe, me quito el sombrero ante las personas que comprendieron su importancia antes de que comprar bitcoin fuera algo habitual.

Antes de los intercambios como el de Mt. Gox, la gente no utilizaba moneda fiduciaria para comprar bitcoin. Utilizaban la electricidad y los ordenadores para minarla, que es lo que hacía a Bitcoin tan especial. Un nuevo sistema que está completamente fuera del tradicional de depender del crédito y del crecimiento. Muchos proyectos anteriores a Bitcoin fracasaron a largo plazo, pero varias ideas de estos proyectos fueron referenciadas en el libro blanco de Nakamoto.

Lógicamente, con el tiempo, más gente acudirá a la red Bitcoin para proteger su poder adquisitivo mientras la red siga añadiendo bloques de transacciones aproximadamente cada 10 minutos.

Cuantas más personas vean el impacto que la degradación de la moneda fiduciaria tiene en su poder adquisitivo, más probable será que busquen alternativas para proteger dicho poder adquisitivo. Esto es lo que me atrajo inicialmente a comprar algo de bitcoin a principios de 2017.

Un amigo me habló de esta nueva forma de moneda que se había revalorizado mucho desde su creación. Vi el documental «Banking On Bitcoin«, que sigo recomendando encarecidamente porque me ayudó a abrir los ojos al hecho de que el dinero es solo un libro de contabilidad. Desgraciadamente, no me adentré del todo en la madriguera del conejo en ese momento.

Pasé los dos primeros años de mi viaje mirando mis balances de intercambio mientras mis bitcoins y altcoins se multiplicaban 10 veces, sólo para deprimirme cuando mis ganancias se desplomaron después de que el mercado alcista terminara.

Como la mayoría de los que se sienten atraídos inicialmente por las criptomonedas por la especulación, me obsesioné con el precio fiat. Esto me hizo perder el sentido de no tener que depender de ninguna contraparte para verificar y mantener el bitcoin. Aunque fue una mierda perder todo lo que había ganado en fiat, me enseñó algunas lecciones muy valiosas.

«El peligro es que la gente compre bitcoins con la expectativa de que el precio suba, y el aumento de la demanda resultante es lo que hace subir el precio. Esa es la definición de una BURBUJA, y como todos sabemos, las burbujas estallan».

Hal Finney

Como Finney señaló tan elocuentemente en aquellos primeros días, cuando algo se vuelve parabólico superrápido es probable que se estrelle con la misma rapidez. El dolor es el mejor maestro y esta fue mi primera pista de por qué es tan importante tener una baja preferencia temporal.

También me sirvió como lección para centrarme en Bitcoin, no en las criptomonedas. Mantuve un interés en Bitcoin, pero no fue hasta 2020 que realmente empecé a cavar en la madriguera del conejo. Cuando recibí un cheque de estímulo en el correo por no hacer nada, eso activó una alarma dentro de mi mente.

Aunque el dinero gratis siempre es agradable, era obvio que habría consecuencias para el gobierno de los Estados Unidos al repartir dinero en efectivo a sus ciudadanos. En aquel momento no entendía muy bien por qué. Me molestaba no poder entender qué era lo que estaba mal, así que empecé a buscar en la madriguera del Bitcoin, lo que me llevó a la economía austriaca y al funcionamiento real del dinero. Fue a la vez frustrante y esclarecedor aprender sobre Bretton Woods, 1971 y por qué los bancos centrales están en una carrera para degradar su moneda.



Cuando me enteré de que la mayor parte de los dólares estadounidenses se guardan en un servidor (en una base de datos SQL) de la Reserva Federal, me quedé de piedra. Esta gente puede pulsar botones en un teclado e imprimir billones.

Al conceder a 12 funcionarios no elegidos el privilegio de planificar de forma centralizada el coste de los préstamos de dinero, hemos obstaculizado la capacidad del mercado libre para indicar eficazmente a los participantes en el mercado cuál es el coste del capital.

Fiat significa en latín «por decreto»; por lo tanto, tiene mucho sentido que los banqueros centrales luchen con uñas y dientes para mantener la capacidad de controlar el dinero. La Fed afirma ser una organización apolítica, pero a medida que los niveles de deuda aumentan hasta cifras típicas de tiempos de guerra, los banqueros centrales se ven presionados políticamente para degradar su moneda.

La otra opción es el impago de la deuda y eso nunca es políticamente viable. El lado positivo es que cada vez más gente se está despertando porque se frustra al ver cómo su poder adquisitivo disminuye rápidamente en entornos inflacionistas. Tener interés propio no es algo malo. Es lo que motiva a los individuos a trabajar duro para poder disfrutar de los frutos de su trabajo.

Bitcoin optimiza esto, mientras que los modelos económicos keynesianos de crédito en constante expansión roban los frutos del trabajo de la gente. Nadie sabe cómo termina, pero con el tiempo tiene sentido que más gente acabe ahorrando sus «frutos» en el dinero más duro.

Pequeñas empresas

Visa y Mastercard tienen una capitalización de mercado combinada de unos 775.000 millones de dólares en el momento de escribir este artículo. Cobran alrededor del 3% de los ingresos de los minoristas por sus servicios, lo que se lleva los beneficios o se traslada a los consumidores de las empresas que aceptan tarjetas de débito y crédito.

Aunque las tarjetas facilitan mucho las transacciones, muchas empresas y consumidores estarían encantados de evitar estas comisiones si fuera posible. Existe la opción de utilizar sólo efectivo para la liquidación final, pero eso significa perder el negocio de las generaciones más jóvenes que no llevan dinero en efectivo.

Al aceptar el bitcoin, estas empresas no sólo evitan las comisiones, sino que también reciben las transacciones de liquidación final como si fueran en efectivo. Ya no hay que esperar 90 días para asegurarse de que no se cargue una tarjeta de crédito.

El bitcoin va a alterar masivamente muchos de los raíles financieros que tenemos hoy en día. Es posible que muchos en el mundo occidental no aprecien la importancia de esto porque nuestros raíles financieros están bastante bien establecidos.

Sin embargo, los habitantes de los países menos desarrollados saben perfectamente lo molesto que es que los mercachifles se metan para sacar tajada. No será instantáneo, pero el bitcoin puede ayudar a despojar a las pequeñas empresas de intermediarios que ya no son necesarios.

El bitcoin también puede servir como una increíble herramienta de marketing. Estaría encantado de gastar algunos satoshis en cualquier pequeño negocio local que aceptara bitcoin. Tahinis es un gran ejemplo de una pequeña empresa que ha aprovechado el bitcoin para dar a conocer su marca. Nunca he estado en Canadá, pero si alguna vez voy, me gustaría comer en Tahinis para poder usar bitcoin para comprar shawarma. Bitcoin crea un vínculo especial entre las personas hasta el punto de que literalmente quieres apoyar su negocio porque sabes que se han tomado la píldora naranja.

Fuente: tahinis.com

Empresas de energía y operadores de red

Las compañías energéticas y los operadores de red también tienen un enorme incentivo para adoptar una estrategia de bitcoin. En lugar de tener un solo comprador en la red que demande más energía durante el día que por la noche, la red podría tener un segundo comprador que esté dispuesto a consumir energía las 24 horas del día, los 365 días del año.

Los mineros de Bitcoin pueden monetizar la energía que de otro modo se desperdiciaría. Existe el coste inicial de comprar un ASIC y tener el paradero técnico para mantener y hacer funcionar dicho ASIC. Esto significa más puestos de trabajo para las personas con talento que saben cómo hacerlo. Más trabajadores con talento que crean valor significa redes más eficientes desde el punto de vista energético.

Me sorprende el miedo, la incertidumbre y las dudas que se extienden sobre el uso de la energía de Bitcoin, cuando la realidad es que Bitcoin puede estabilizar las redes y hacer que el capital invertido para construir infraestructuras de energía verde sea mucho menos arriesgado.

Si quisieras construir una planta hidroeléctrica masiva en una zona rural antes de que existiera Bitcoin, sería muy difícil conseguir el capital. Los inversores no querrían poner su dinero en una central eléctrica que no tuviera compradores para la energía generada.

Con Bitcoin, los inversores pueden estar seguros de que siempre habrá un comprador para esa energía. Aunque creo que llegará un momento en que los mineros se queden con el bitcoin, también pueden venderlo por dinero fiduciario en cualquier momento.

A diferencia de los mercados tradicionales, el bitcoin nunca deja de cotizar. Dado que el fiat se deprecia con el tiempo, los mineros más eficientes podrán conservar y acumular sus bitcoins, mientras que los menos eficientes tendrán que venderlos por dinero que es constantemente degradado por la imprenta de dinero. Las mejores empresas prosperarán a largo plazo, mientras que los operadores ineficientes tendrán que adaptarse o morir. Es el mercado libre haciendo su trabajo.

Cuanto más aprendo sobre el funcionamiento de las redes, más evidente resulta que el bitcoin puede ayudar a introducir un futuro de energía abundante en el que los precios de la energía no se vuelvan parabólicos por culpa de las malas decisiones tomadas por los planificadores centrales que imprimen dinero a ritmos inauditos.

Toda la narrativa de la energía verde y el medio ambiente, social y de gobierno (ESG) es una farsa antihumana destinada a ocultar el desastre que los bancos centrales han creado. Estos ecologistas afirman que el CO2 va a asfixiar al mundo, pero este gráfico de «Fossil Future» de Alex Epstein muestra por qué es necesario un mayor uso de los combustibles fósiles.

Fuente: Fossil Future: Why Global Human Flourishing Requires More Oil, Coal, and Natural Gas–Not Less (Alex Epstein)

La energía es la base de la sociedad. Sin una energía fiable y a un precio razonable, las cosas se pondrán feas rápidamente. No hay más que ver lo que le ocurrió a Sri Lanka, que tenía una de las calificaciones más altas del mundo en materia de ESG antes de que su economía se hundiera.

Todos los ejemplos de hiperinflación tienen su origen en una política monetaria irresponsable. Llamar al debilitamiento de la moneda «flexibilización cuantitativa» no cambia el hecho de que resulta en más dinero persiguiendo el mismo número de bienes.

La gente bromea diciendo que los Bitcoiners son psicópatas que no pueden dejar de hablar del dinero mágico de Internet, pero la verdad es que sólo queremos que los demás se tomen la píldora naranja para poder dejar de sufrir a los planificadores centrales.

Los maximalistas de Bitcoin tienen fama de ser mezquinos en Internet por denunciar a los malos actores, pero casi todos los Bitcoiner que he conocido en persona resultan ser una de las personas más genuinas, amables e inteligentes que conozco.

En persona, he visto que los Bitcoiners están dispuestos a ayudar a embarcar a tanta gente como puedan porque todos creemos firmemente que Bitcoin es la mejor manera de lograr un futuro pro-humano en el que tengamos abundancia de alimentos, energía y opciones.



En mi opinión, ayudar a la gente a entender que el bitcoin es la balsa salvavidas es una de las cosas más nobles que una persona puede hacer. La historia ha demostrado que el libre mercado acabará por imponer una forma de dinero. Antes del bitcoin era el oro y luego terminamos con el fiat para mantener la velocidad del comercio.

Ahora que tenemos el bitcoin, creo que el fiat seguirá perdiendo rápidamente su poder adquisitivo a medida que más personas y empresas se den cuenta de que el bitcoin no puede ser degradado por una sola entidad.

Estados nacionales

Este es un arma de doble filo. Quiero que el mayor número de personas individuales adopten el bitcoin antes de que los estados-nación empiecen a acumularlo. Tengo la esperanza de que las naciones-estado que acaben adoptando el bitcoin sean capaces de utilizar la apreciación de su precio fiat para crear una sociedad más abundante para los individuos que viven allí.

En el momento de escribir este artículo, dos países han adoptado el bitcoin como moneda de curso legal. Según el índice de prosperidad del World Population Review, El Salvador ocupa el puesto 98 y la República Centroafricana el 165 de 167 países. Ninguno de estos países se encuentra en el 50% de los estados-nación más prósperos y fueron los primeros en adoptar el bitcoin.

Creo que esta tendencia continuará, ya que los países más prósperos tienen mucho más que perder al no poder «decretar» lo que ocurre con el dinero de su país. Antes del bitcoin, El Salvador era una economía dolarizada. Ahora permiten que tanto el USD como el BTC operen como moneda de curso legal. La República Centroafricana tenía como moneda el franco CFA.

Según Wikipedia: «Los críticos señalan que la moneda está controlada por el tesoro francés y, a su vez, los países africanos canalizan más dinero a Francia del que reciben en ayudas y no tienen soberanía sobre sus políticas monetarias.»

Arriba: Bandera de la República Centroafricana. Abajo: Bandera de El Salvador

Es alentador ver cómo los Estados-nación que están a merced de los bancos centrales extranjeros adoptan el bitcoin para evitar estos monopolios. Imagino que en algún momento los estados-nación más ricos se verán obligados a adoptar el bitcoin si su moneda se hiperinfla porque será la única forma viable de comerciar con otros países.

Estas naciones ricas lucharán durante todo el tiempo que puedan para mantener el control de su monopolio de la moneda fiduciaria. Son las naciones más pobres que no tienen una soberanía completa sobre su dinero las que buscarán el bitcoin para proteger su poder adquisitivo porque son las que menos tienen que perder.

Si eres una nación-estado y no puedes crear tu propio dinero para financiar el gasto del gobierno, es mucho más probable que inviertas en una moneda verdaderamente escasa que en otra nación-estado que pueda crear más de su propia moneda de la nada. Mientras que El Salvador puede no estar en verde en términos de dónde compraron bitcoin en el mercado al contado, lo han compensado con el impulso masivo del turismo y el interés en su país.

Personalmente, me encantaría tener la oportunidad de visitar El Salvador y usar bitcoin para comprar cosas. Es probable que El Salvador siga experimentando una afluencia masiva de turismo a medida que más bitcoiners, como yo, empiecen a planear viajes allí para poder utilizar esta nueva forma de dinero. Los avispones cibernéticos no se andan con chiquitas y a medida que más países se dan cuenta del impacto que el bitcoin puede tener en sus economías locales, la conclusión lógica es adoptarlo como moneda de curso legal y atraer turistas para reforzar su economía.

Fuente: Twitter

Conclusión

Puede que la cosa se complique. Las naciones ricas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional no van a levantar las manos y decir: «Bueno, fue divertido controlar el fiat mientras duró». Basta con mirar a los EE.UU. que aprobó la Ley de Reducción de la Inflación, que incluye la contratación y el armamento de 87.000 agentes adicionales del IRS. Los Estados Unidos están planeando imprimir dinero de la nada para poder pagar a los ciudadanos para hacer esto.


Este es un editorial de opinión de Conor Chepenik.


😃 Puntúa este contenido con unas sonrisas:

Promedio de puntos 5 / 5. Recuento de votos: 1

Comparte con otros: