¿Es el teletrabajo lo mejor para ti? 4 ventajas y 4 inconvenientes

Foto de Peter Olexa en pexels.com

Hay otras formas de trabajar para una empresa que no son el lugar de trabajo físico. El teletrabajo implica trabajar desde casa, lo que puede aportar varias ventajas tanto a los empleados como a las empresas para las que trabajan.

Entender qué es el teletrabajo y sus ventajas y desventajas puede ayudarte a determinar si este estilo de trabajo es adecuado para ti.

Te puede interesar: Teletrabajo vs. Trabajo a distancia: Características y diferencias



En este artículo, exploramos los pros y los contras del trabajo desde casa y analizamos cuándo puede ser beneficioso optar por el trabajo desde casa.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo significa trabajar desde casa o en un lugar distinto al de la oficina. Este sistema permite a los empleados convertir sus casas en sus espacios de oficina y también permite a los empleados ahorrar tiempo al eliminar el desplazamiento al trabajo.

El teletrabajo suele requerir un ordenador, una conexión a Internet y un sistema de comunicación, ya sea el correo electrónico, un servicio de mensajería o un teléfono, para tener éxito.

Algunas empresas implementan jornadas periódicas de teletrabajo, mientras que otras permiten que sus equipos de trabajo sean totalmente remotos.

Ventajas del teletrabajo

El teletrabajo tiene varias ventajas, entre ellas:

1. Ahorro de tiempo

El teletrabajo permite ahorrar una gran cantidad de tiempo cada día al trabajar desde casa y evitar los desplazamientos. El hecho de no tener que conducir o coger el transporte público también te permite eliminar la posibilidad de que se produzcan circunstancias imprevistas que te hagan llegar tarde o faltar al trabajo.

No tener que desplazarse físicamente puede significar más tiempo para completar el trabajo. También puede significar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal, ya que puede tener más tiempo para descansar antes y después de un turno.

2. Ahorro de dinero

El teletrabajo te permite ahorrar dinero en gastos de viaje, como gasolina, abonos de transporte y peajes. Esto puede hacer que tu salario cubra más el coste de tus gastos, lo que puede aumentar el sentimiento de satisfacción laboral.

También puedes ahorrar dinero en un vestuario profesional, almuerzos en la oficina y otros costes directamente asociados al trabajo en un entorno de oficina.

3. Mejora la eficiencia

Trabajar desde casa permite a todos disfrutar de la máxima eficiencia con su tiempo. Por ejemplo, algunos empleados trabajan con mayor eficiencia durante las primeras horas de la mañana, mientras que otros pueden descubrir que prefieren trabajar más tarde en el día.

El teletrabajo te permite estructurar tu jornada de forma que aproveches tus propios niveles naturales de energía, trabajando durante las horas en las que eres más productivo y estás más concentrado, aunque estén fuera del horario laboral.

4. Fomenta la productividad

El teletrabajo fomenta la productividad de los equipos de trabajo al reducir o incluso eliminar muchas de las distracciones habituales que se producen en un entorno de oficina.

Cuando se trabaja desde casa en un espacio de trabajo dedicado, se puede centrar únicamente en las tareas y los plazos que se tienen. Esto te permite estar más comprometido con tu trabajo y, en última instancia, te ayuda a aumentar tu rendimiento laboral y productividad.

Además, el hecho de poder configurar tu espacio de trabajo tal y como te gusta puede mejorar tu estado de ánimo, lo que también puede hacer que seas más productivo y estés más concentrado.

Contras del teletrabajo

Aunque el teletrabajo tiene muchas ventajas, también hay algunos inconvenientes que empresarios y empleados deben conocer. Una comprensión equilibrada de los pros y los contras del teletrabajo facilita a las empresas la decisión de cuándo implementar esta función para sus equipos.

Estos son algunos de los inconvenientes que experimentan los empleados al teletrabajar:

1. Impacto en la cultura de trabajo

El teletrabajo hace que sea un reto para los compañeros de trabajo trabajar estrechamente entre ellos. También puede dificultar que los equipos directivos de una empresa comuniquen la visión a largo plazo que tienen para la organización.

En última instancia, ambas cosas son vitales para crear una cultura de trabajo positiva dentro de una organización. Construir un equipo de empleados que disfrute de la compañía de los demás y que prospere en el mismo espacio es un reto si todos están en una ubicación diferente.

2. Cambia la dinámica de la comunicación

Las empresas funcionan bien cuando la comunicación es clara y las instrucciones son fáciles de entender y seguir. Sin embargo, si una empresa no tiene un sistema de comunicación que le permita comunicarse fácilmente con sus directivos o con sus propios equipos, la comunicación puede romperse y hacer que sea un reto completar el trabajo de forma eficiente o precisa.

Además, el teletrabajo significa que los miembros del equipo deben adaptarse a utilizar videoconferencias, mensajería instantánea o llamadas telefónicas en lugar de reuniones en persona.

3. Hace que la colaboración y la creatividad sean un reto

La colaboración suele conducir a la creatividad, especialmente cuando las personas pueden compartir y perfeccionar ideas. Con la tecnología adecuada, es posible celebrar reuniones de equipo y sesiones de brainstorming.

Sin embargo, este proceso puede ser algo limitado cuando un equipo no se encuentra en el mismo espacio. No estar en la misma sala puede dificultar que los equipos colaboren y compartan ideas espontáneas y creativas.

4. Aumenta los riesgos de seguridad

Cuando una empresa trabaja a distancia, aumenta el riesgo de que se produzcan filtraciones de datos que pueden causar la pérdida de información sensible de la empresa.

La mayoría de las empresas cuentan con equipos de TI y administradores de sistemas que les ayudan a establecer redes seguras para que todos trabajen. Cuando los empleados trabajan a distancia, cada persona trabaja de forma independiente en su propia red doméstica y a veces esto provoca una mala gestión de los datos y la información de la empresa.

Cuándo deberías teletrabajar

Puedes considerar la posibilidad de pasar al teletrabajo si tu empresa cuenta con los recursos y sistemas necesarios para permitirlo, especialmente si crees que puedes trabajar de forma más eficiente y productiva en casa.

Los equipos directivos de las organizaciones pueden considerar la posibilidad de hacer del teletrabajo una opción disponible una vez que dispongan de la infraestructura y las herramientas de gestión necesarias para ello. Con suficiente tiempo de preparación, es mucho más fácil hacer del teletrabajo un esfuerzo exitoso y permitir que tanto el empleado como el empleador prosperen mientras trabajan a distancia.

Es importante que los equipos de dirección se tomen el tiempo necesario para definir las normas y directrices que regirán el trabajo a distancia de sus empleados. Una vez que la infraestructura y las reglas del teletrabajo han sido delineadas, los empleados pueden comenzar a trabajar desde casa con seguridad sin arriesgarse a una caída en su productividad o eficiencia en la realización de sus tareas laborales.

También es importante tener en cuenta que no todas las funciones son idóneas para el teletrabajo. A la hora de determinar si tu función puede desempeñarse bien a distancia, debes sopesar los pros y los contras tanto para ti, como empleado, como para la empresa.


😃 Puntúa este contenido con unas sonrisas:

Promedio de puntos 5 / 5. Recuento de votos: 1

Comparte con otros: