Esto es lo que podría ocurrir si Estados Unidos incumple su deuda

Esto es lo que podría ocurrir si Estados Unidos incumple su deuda

25 de octubre de 2021

El Congreso parece haber dejado de lado la fecha límite del techo de la deuda, pero la amenaza de un futuro impago sigue existiendo.

El 7 de octubre de 2021, los legisladores del Senado acordaron ampliar la capacidad de endeudamiento del gobierno hasta diciembre. Esto se produjo después de que el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, ofreciera una suspensión temporal del límite de la deuda, evitando un impago hasta al menos diciembre. Pero en ese momento, los demócratas tendrían que encontrar una manera de aumentar el techo de la deuda por su cuenta, algo que han dicho que no harán.



No es la primera vez que los republicanos se resisten a ayudar a un presidente demócrata a elevar el techo de la deuda.

Este juego político de la gallina tiene consecuencias en la vida real – incluso si no termina con el incumplimiento. En agosto de 2011, durante el gobierno de Obama, las maniobras sobre el techo de la deuda condujeron a una rebaja sin precedentes de la calificación crediticia de Estados Unidos, lo que provocó el desplome de los mercados.

¿Qué es la deuda nacional?

La comprensión de estas consecuencias comienza con el examen de la forma en que el gobierno de EE.UU. financia sus gastos. El Departamento del Tesoro tiene tres fuentes.

Puede utilizar los ingresos procedentes de los impuestos y tasas aprobados por el Congreso pero recaudados por el Tesoro.

También puede imprimir dinero a través de la Reserva Federal.

Pero cuando las dos primeras opciones no aportan suficiente efectivo para pagar las facturas, el Tesoro puede pedir prestada la diferencia emitiendo bonos y vendiéndolos en los mercados financieros mundiales. Los tenedores de bonos prestan al gobierno una cantidad de dinero que debe ser devuelta con intereses en un plazo determinado.

La cantidad adeudada es la deuda nacional, que actualmente asciende a 28,43 billones de dólares. Esta cifra supera el techo de deuda de 28,4 billones de dólares fijado por el Congreso a principios de este año. El Tesoro ha estado utilizando «medidas extraordinarias» para financiar el gasto público en lugar de una prórroga, pero esas medidas expiran en unas semanas.

Aunque esta cifra incluye el dinero que se debe a prestamistas e inversores tanto en el extranjero como en Estados Unidos, una parte considerable es dinero que el gobierno federal se debe a sí mismo: el Tesoro estadounidense debe dinero a otras partes del gobierno como parte de un procedimiento contable.

La Reserva Federal compra bonos del Tesoro cuando quiere aumentar la oferta de dinero en la economía y actualmente posee alrededor de una quinta parte de la deuda del Tesoro.

La Administración de la Seguridad Social posee alrededor de 2,9 billones de dólares de deuda nacional, que se financia con el excedente de ingresos.

Entre las mayores instituciones no federales que poseen deuda del Tesoro se encuentran los fondos de pensiones privados.

En conjunto, la Reserva Federal, el gobierno y los fondos de pensiones no gubernamentales poseen cerca de la mitad de la deuda nacional estadounidense.

¿Qué ocurre si Estados Unidos entra en impago?

Si el Congreso no suspende o eleva el techo de la deuda, el Gobierno no podrá pedir más fondos para cumplir con sus obligaciones, incluido el pago de intereses a los tenedores de bonos. Lo más probable es que eso desencadene un impago.

El efecto dominó de la suspensión de pagos de Estados Unidos sería catastrófico.

Inversores como los fondos de pensiones y los bancos que poseen deuda estadounidense podrían quebrar. Decenas de millones de estadounidenses y miles de empresas que dependen del apoyo del gobierno podrían sufrir.

El valor del dólar podría desplomarse y la economía estadounidense volvería a hundirse en la recesión.

Y eso es sólo el principio. El dólar estadounidense también podría perder su lugar único en el mundo como principal «unidad de cuenta«, lo que significa que se utiliza ampliamente en las finanzas y el comercio mundial. Sin este estatus, los estadounidenses simplemente no podrían mantener su actual nivel de vida.

Un impago de EE.UU. desencadenaría una serie de acontecimientos, como la depreciación del dólar y el aumento de la inflación, que, en mi opinión, llevarían probablemente al abandono del dólar como unidad de cuenta mundial.

La combinación de todo esto haría que a Estados Unidos le resultara mucho más difícil permitirse todas las cosas que importa del extranjero, y con ello, el nivel de vida de los estadounidenses caería.


😃 Puntúa este contenido con unas sonrisas:

Promedio de puntos 5 / 5. Recuento de votos: 1

Comparte con otros: