Despega Ethereum 2.0: se mina el bloque génesis de Beacon Chain

Años de espera y de anuncios para la activación de la nueva Ethereum 2.0 dan sus frutos hoy con la llegada de la red Beacon Chain.

1 de diciembre de 2020

El de este martes es el primer paso de un largo camino que servirá para migrar el tipo de consenso de Prueba de Trabajo (PoW) a Prueba de Participación (PoS).

La denominada fase 0 de Ethereum 2.0 o «Serenity» servirá para almacenar y manejar el registro de todos los nodos validadores. La fecha para el lanzamiento quedó confirmada la semana pasada luego que se completará el 100% de los ethers (ETH) requeridos para la activación.

En total se necesitaban, al menos, 524.288 ETH en el contrato inteligente correspondiente. La cifra fue superada y al momento de publicar este artículo el total de fondos comprometidos ya era de 879.800 ETH. Para ser validador en la nueva Ethereum 2.0 el operador debe transferir 32 ETH y mantenerse conectado para evitar penalizaciones. De lo anterior se desprende que ya existen unos 27.500 nodos validadores.

La Beacon Chain funcionarán en paralelo con la actual blockchain de Ethereum para garantizar que no exista una interrupción de la información. Las pruebas y evaluaciones se realizaron en la red Medalla, un proyecto desarrollado por la Fundación Ethereum, ConsenSys y Deep Work Studio.

Consenso y shard chains en Ethereum 2.0

Ethereum 2.0 tendrá dos grandes diferencias con respecto a la red actual. La primera es el cambio en su mecanismo de consenso que pasará del poder de cómputo y energía eléctrica (PoW), a otro fundamentado en software y capital.

Este cambio se basa en los validadores y los depósitos de ETH. Es decir, se parte del hecho de que al comprometer fondos en un contrato inteligente se tiene acceso al software de validación de las transacciones, de ahí su nombre de Prueba de Participación (PoS).

A mayor cantidad de validadores, el funcionamiento de la red sería más confiable y eficiente. Cada participante ejercerá funciones para la verificación, asentamiento de las transacciones y generación de nuevos bloques, lo que derivará en incentivos para mantener las computadoras corriendo el software de validación.

La segunda diferencia son las denominadas shard chains como un punto para la escalabilidad del proyecto. En la actualidad el sistema funciona con una sola cadena compuesta de bloques consecutivos que, según los desarrolladores de ConsenSys, «es increíblemente seguro y hace que la información sea fácil de verificar». Sin embargo, se restringiría la capacidad de procesar transacciones rápidamente.

Con las shard chains se «divide» la blockchain de Ethereum distribuyendo el procesamiento de información entre miles de nodos. El nuevo sistema permitiría que las transacciones se procesen en paralelo y no de forma consecutiva. Los desarrolladores ilustran la técnica al decir que cada shard chain es como añadir otro carril de una autopista en Ethereum, la cual tendría actualmente una sola vía. Las shard chains serían desarrolladas en la fase 1 del proyecto.

Las shard chains aumentarán la capacidad de la red extendiéndola a 64 blockchains. Con el tiempo, la Beacon Chain también se encargará de asignar al azar a los validadores para certificar las shard chains. Es decir, se conformarían «grupos» de trabajo para agilizar el proceso y, al ser de forma aleatoria, se minimiza la posibilidad de ataques internos.

«La principal mejora de la fase 1 es la integración de las shard chains. Las shard chains son un mecanismo de escalabilidad en el que la blockchain de Ethereum se ‘divide’ en 64 cadenas diferentes, lo que permite la transacción, el almacenamiento y el procesamiento de información en paralelo», explicó Consensys en su sitio web.

Ethereum 2.0 y su hoja de ruta

De acuerdo con la hoja de ruta de Ethereum 2.0, la planificación consta de tres etapas: la fase 0 que inicia hoy, la fase 1 a implementarse en algún punto del próximo año y la fase 2 que entraría en funcionamiento en el 2022.

Aunque la Beacon Chain trabajará en paralelo con la red principal actual, estará separada. No obstante, los desarrolladores señalan que eventualmente estarán conectadas ya que el plan es «acoplar» la red principal al sistema de prueba de participación que es controlado por la Beacon Chain.

En la actualidad Ethereum soporta 14 transacciones por segundo, una capacidad que se ha visto limitada recientemente por el crecimiento de las DeFi. Con la nueva versión de la red se podrían procesar hasta 100.000 operaciones por segundo, según ha reiterado anteriormente el programador y cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin.

En medio de todo el avance hay empresas e iniciativas desarrollando clientes para Ethereum 2,0. En la actualidad existen al menos cinco programas para la nueva versión de la red, entre los que figuran: Prysm, Teku, Nimbus, Lodestar y Lighthouse, según un reporte difundido por CriptoNoticias en septiembre.

Hay que recalcar que la Beacon Chain es sólo el primer paso de lo que será Ethereum 2.0. La red no maneja actualmente cuentas o contratos inteligentes, pero cualquiera puede sumarse como validador, lo que fomentaría la descentralización.

Fuente: criptonoticias.com


Comparte con otros: