Crowdfunding. Origen, funcionamiento y plataformas

Seguro que has oído hablar últimamente en Internet de crowdfunding o micromecenazgo, una red -generalmente online- de financiación colectiva. A través de esta red se consigue financiación para un proyecto concreto a través de donaciones económicas o de otro tipo a cambio de recompensas, las participaciones son de manera totalmente altruista.

Son muy variados los proyectos para los que se suele utilizar el crowdfunding como medio de financiación, pueden ir desde proyectos para nuevas empresas, creación de colegios, proyectos musicales o artísticos, hasta financiar campañas políticas, deudas y otros muchos.

Origen y modelos de crowdfunding

Las donaciones son el origen del crowdfunding. Ya en la década de los 80 en España el grupo musical Extremoduro empleó el método de la donación de muchas personas como financiación de su primer disco.

Aunque oficialmente la primera operación de micromecenazgo como tal fue realizada en el año 1997 y se le otorga al grupo británico de rock Marillon,  donación con la finalidad de financiar su gira por los Estados Unidos.

Otro ejemplo, en la red de redes es el movimiento “Open Source” también utilizó el concepto de crowfunding en sus proyectos realizados por desarrolladores.

Por el momento, existen los siguientes modelos de crowdfunding, cada uno dependiendo de la forma de recompensa que los participantes van a recibir a cambio de su colaboración en dichos proyectos:

Modelo de Acciones: quienes reciben participaciones de ella.

Modelo de Donaciones: se realizan aportaciones sin beneficios a cambio.

Modelo de Recompensas: se hacen aportaciones y se recibe una recompensa por contribuir.

Modelo de Royalties: se invierte en un proyecto concreto y se pretende lograr una parte de los beneficios obtenidos, aunque ésta sea mínima o simbólica.

Modelo de Crowdlending o préstamo: se trata de financiaciones en masa, mediante préstamos de empresas a cambio de un tipo de interés por el dinero prestado.

El crowdfunding o micromecenazgo. Qué es y cómo funciona

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Como funcione el micromecenazgo va a depender del tipo de crowdfunding que se haya elegido para obtener la financiación. Las principales fases son:

Una vez se tenga clara la idea, el emprendedor envía su proyecto a la plataforma online de crowdfunding seleccionada, y poder ser un candidato a la financiación. Siendo necesario indicar una descripción del proyecto, qué tipo de crowdfunding, la cantidad que se va a necesitar, qué tiempo es el estimado para la recaudación de dicha cantidad, entre otras.

La valoración de la idea o proyecto: La propia plataforma o comunidad se encargará de valorar si es interesante el proyecto.

Publicar en la plataforma el proyecto por el tiempo que se indica en la candidatura. Es decir, el tiempo de que disponen las personas para invertir.

Promoción: Para conseguir la financiación, durante todo el periodo que esté público se promocionará al máximo.

Cierre del proyecto: Una vez finalizado el plazo fijado, se cierra el proyecto y se hace la comprobación de cuánta financiación se ha logrado.

Plataformas de Crowdfunding más potentes

Para ayudar en la decisión os dejamos una relación de las mejores plataformas de crowdfunding del mundo, con un breve resumen y enlace a cada una de ellas para una mayor información.

Kickstarter

En esta plataforma estadounidense que lleva activa una década, la mayoría de los proyectos guardan relación con el mundo de la creatividad.

Ha servido de lanzamiento de muchísimas startup con proyectos de financiación para: cortos y películas independientes, proyectos gastronómicos, grupos musicales, financiación de videojuegos…

¿Qué nos ofrece? La recaudación del dinero necesario para la puesta en marcha del proyecto. Crean una comunidad alrededor del proyecto para su lanzamiento y alcanzar un recorrido mayor.

Kickstarter funciona para proyectos de Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. + INFO

Indiegogo

Plataforma en español pero igualmente estadounidense.

Indiegogo tiene una ventaja, y es que si lo recaudado no consigue llegar al total que se necesitaba ingresan el dinero que se haya conseguido recaudar.

En Indiegogo aceptan proyectos que van desde ONGs y causas sociales, particulares, hasta proyectos creativos.

Y cuentan con un especial emprendedores. + INFO

Ulule

Si buscamos una plataforma de crowdfunding europea tenemos que mencionar a Ulule, una de las principales en Europa. Cuenta con más de diez mil proyectos financiados.

Al igual que Indiegogo esta plataforma acepta proyectos muy variados, creativos, musicales, ecológicos, deportivos… + INFO

Verkami

Llegamos a una de las más importantes plataformas españolas de crowdfunding.

Verkami que se fundó hace diez años cuenta en su dirección con artistas y creadores, lo que la convierte en una de las plataformas de carácter cultural y social más importantes.

Algo interesante es que en caso de no conseguir el objetivo fijado no cobran nada a los contribuyentes. + INFO

Lánzanos

Hemos dejado Lánzanos para el final puesto que en esta plataforma de crowdfunding los emprendedores deben lograr un mínimo de 100 votos, una vez conseguidos ya se puede comenzar a apostar por el proyecto a financiar.

A destacar que admiten también recaudar dinero offline. + INFO


Comparte con otros: