Descubre qué es el hosting o alojamiento web y como funciona

Cuando un proveedor de alojamiento asigna espacio en un servidor web para que un sitio web almacene sus archivos, está alojando un sitio web.

Definición de alojamiento web

El alojamiento web hace que los archivos que componen un sitio web (código, imágenes, etc.) estén disponibles para su visualización en línea. Todos los sitios web que ha visitado están alojados en un servidor.

La cantidad de espacio asignado en un servidor a un sitio web depende del tipo de alojamiento. Los principales tipos de hosting son compartido, dedicado, VPS y revendedor. Se diferencian por el tipo de tecnología utilizada para el servidor, el nivel de gestión proporcionado y los servicios adicionales que se ofrecen.

En pocas palabras, el alojamiento web es el proceso de alquilar o comprar espacio para albergar un sitio web en la World Wide Web. El contenido del sitio web, como HTML, CSS e imágenes, debe estar alojado en un servidor para que se pueda ver en línea.



¿Qué es exactamente un servidor? Un servidor es una computadora que conecta a otros usuarios web a su sitio desde cualquier parte del mundo. Como su nombre lo indica, los proveedores de servicios de alojamiento web tienen los servidores, la conectividad y los servicios asociados para alojar sitios web. Al ofrecer una variedad de planes de alojamiento, cubren el espectro de necesidades de alojamiento, desde pequeños blogs hasta grandes organizaciones.

Si estás planeando crear una presencia en línea, el alojamiento web confiable es esencial. Hay literalmente cientos de servidores web disponibles en la actualidad que ofrecen miles de variedades de servicios de alojamiento web.

Los planes van desde gratuitos con opciones limitadas hasta costosos servicios de alojamiento web especializados para empresas. El plan que elijas dependerá principalmente de cómo planees usar tu sitio web y cuánto has presupuestado para el alojamiento.

Elegir el plan de alojamiento adecuado significará tener acceso a la asignación correcta de recursos para que tu sitio web se cargue de manera rápida y confiable para sus visitantes.

Piensa en cuántas empresas operan hoy en día principalmente en línea; sus contactos comerciales y de ventas proceden de su sitio web. Si alguien llega a un sitio web y hay un problema (tarda demasiado en cargarse o no aparece en absoluto), los clientes potenciales no esperarán. Saldrán de ese sitio en busca de uno que funcione correctamente y pueda ofrecer lo que buscan sin problemas.



Si eres nuevo en la operación de un sitio web, el alojamiento web y la jerga relacionada pueden ser un tema desconcertante. Muchos propietarios de sitios web novatos han utilizado la opción más barata o cualquier cosa incluida con la compra de su nombre de dominio bajo la creencia errónea de que todas las opciones de alojamiento son esencialmente las mismas.

Esto puede ser un error costoso.

En este artículo incluimos todo lo que necesitas saber sobre alojamiento web y, cómo elegir el correcto, es importante para el éxito de tu sitio web, todo de una manera simplificada que comprenderás.

Qué es el hosting o alojamiento web y como funciona

¿Cómo funciona el alojamiento web?

El alojamiento web ocurre cuando los archivos que componen un sitio web se cargan desde una computadora local a un servidor web.

Los recursos del servidor (RAM, espacio en el disco duro y ancho de banda) se asignan a los sitios web que lo utilizan. La división de los recursos del servidor varía según el tipo de plan de alojamiento elegido.

Para elegir el plan de alojamiento adecuado, primero debes diferenciar entre los planes disponibles. Esto no tiene por qué ser complicado. Para los lectores no técnicos, usemos una analogía simple: elegir alojamiento web es similar a buscar espacio de oficina:

¿Cómo decides qué tipo de espacio de oficina es el adecuado para tus necesidades? ¿Es suficiente una estación de trabajo en un espacio de trabajo conjunto abierto, o la mejor opción? una oficina dentro de un centro de negocios. ¿Tienes intenciones de expandirte rápidamente o esperas que mucha gente vaya y venga? ¿Considerarías alquilar un edificio completo o construir tu propio espacio atractivo?

Aparte del estilo de oficina que utilizas, hay otras consideraciones. Qué tan fácil es acceder a las salas, qué funciones ofrecen (extras como una pizarra, internet de alta velocidad y otras instalaciones), dónde están ubicadas y el costo total.

Estas consideraciones determinarán tus necesidades y ayudarán a decidir qué tipo de oficina es la adecuada para ti. Comparemos este proceso de selección con decidir qué alojamiento web se adapta.

  • El alojamiento compartido es similar a alquilar una estación de trabajo en una oficina o espacio de trabajo compartido, concurrido, ruidoso y abierto. Tiene todas las comodidades modernas: un escritorio, conexión a Internet y algo de papelería, y comparte el espacio con otros compañeros de trabajo, incluida la cocina, la impresora y el baño. No puedes hacer ningún cambio de imagen en el espacio, como instalar pizarrones, etc. Esta es una opción popular para lanzar sitios web pequeños y no es apropiada para proyectos comerciales a gran escala.
  • Un servidor privado virtual (VPS) es un buen paso adelante del alojamiento compartido. Las empresas medianas se beneficiarán del alquiler de una oficina dentro de un parque empresarial. Con un VPS, los usuarios están aislados unos de otros. Tienes vecinos, pero dependes menos de ellos, y puedes realizar cualquier cambio de imagen (personalización) como quieras y organizar tu puesto de trabajo por tu cuenta.
  • Instalar todo un edificio de oficinas es comparable a alojar en un servidor dedicado. Es una opción más cara y mejor para los sitios web que valoran la fiabilidad y el alto rendimiento. Dado que tú controlas todo el espacio, tienes más voz sobre las configuraciones y mucho espacio, pero no vale la pena invertir en él si no usas el espacio incluido.

Alojamiento web y alojamiento de dominios

Una vez que hayas comprado un nombre de dominio, los archivos que contienen el contenido de tu sitio web (HTML, CSS, imágenes, bases de datos, etc.) deben almacenarse juntos en una ubicación conectada a Internet: un servidor web.

Una vez que los archivos del sitio web se cargan en el servidor web de una empresa de alojamiento, el anfitrión es responsable de entregar los archivos a los usuarios.

Hemos mencionado que el alojamiento hace que los sitios web estén disponibles para que las personas los visiten a través de su navegador web, pero ¿cómo funciona eso exactamente?

El sistema de nombres de dominio (DNS) se asegura de que el navegador del sitio web se conecte a la computadora correcta (servidor) que almacena los archivos del sitio web.

En otras palabras: cuando alguien escribe tu dirección web en sus navegadores, su computadora se conecta a través de Internet al servidor web que contiene los archivos de su sitio web.

Localiza la dirección IP de su dominio (donde está almacenada en el sistema de nombres de dominio) y dirige a los usuarios al sitio web correcto.

Su navegador mostrará la información de tu sitio web (todos los datos que forman sus páginas) para que puedan navegar por sus páginas web en cualquier momento.


😃 Puntúa este contenido con unas sonrisas:

Promedio de puntos 5 / 5. Recuento de votos: 2

Comparte con otros: