Bitcoin tras haber alcanzado su máximo récord se desploma

Esta noticia borra de un plumazo las subidas acumuladas en las últimas diez jornada

27 de noviembre de 2020

Se han activado de nuevo todas las alertas en el mercado de las criptomonedas. Toda esa euforia que disparó la cotización del bitcoin hasta los récords de 2017, rozando casi los 20.000 dólares, ha abierto paso a grandes alertas que tras su mayor desplome desde marzo se han generado.

Y es que los propios inversores de bitcoin no han tenido tiempo de celebración de los niveles alcanzados estos años atrás. Según datos recogidos y recopilados por Financial Times de diferentes mercados de criptodivisas, el bitcoin ha alcanzado la cifra de 19.510 dólares, situándola por encima de los dólares que alcanzó finalizado el 2017.

Sin perder de vista la reacción del mercado

Con el descalabro tras el estallido de la burbuja que sufrió, y tras chocar de nuevo después con la barrera de los 20.000 dólares, el nuevo desplome actualmente ha puesto en guardia a los inversores que siguen lo miran muy de cerca.

La conquista de estos récords ha abierto camino de inmediato a una corrección dura, de hasta un 13%, la mayor desde el hundimiento que sufrió (38%) el 12 del pasado marzo, en pleno derrumbe de los mercados motivado por la crisis que el coronavirus desató.

Esta noticia borra de un plumazo las subidas acumuladas en las últimas diez jornadas, volviendo a situar el precio del bitcoin a niveles de mediados de mes por debajo de los 17.000 dólares. Los rumores por parte de las autoridades estadounidenses ante la posibilidad de nuevas restricciones regulatorias a las criptomonedas con el fin de paliar el anonimato en las transacciones, han contribuido a acelerar la corrección.

La subida vertical prácticamente hasta el umbral de los 20.000 dólares tres años atrás, fue el paso previo al estallido de la burbuja de las criptomonedas, pues la caída alcanzó el 65% en tan solo tres meses, y en un año superó el 80%.

Qué nos dicen los analistas

Los analistas marcan distancias respecto a lo sucedido entonces. El rally, a pesar de alcanzar el 75% en dos meses y el 250% en los nueve últimos meses, se queda a años luz de la verticalidad del registrado en 2017, cuando registró subidas muy superiores a los cuatro dígitos, próximas al 1300%.

En este año tan turbulento para los mercados, la criptomoneda ha abierto el debate sobre su consideración como activo refugio. Por un lado sus detractores destacan su opacidad y volatilidad, por otro, sus partidarios subrayan que pocos activos son tan escasos como el bitcoin al estar limitados a un máximo de 21 millones de unidades. Hoy en día se encuentran en circulación 18.5 millones de bitcoins, acercándose al 90% del total.

Las caídas que acumula en lo que va de año el dólar, la divisa que prácticamente monopoliza la cotización del bitcoin, suponen también un incentivo para elevar su precio, denominado mayoritariamente en dólares.

Pero, ¿Qué ha cambiado?

Veamos una gran diferencia que los analistas destacan entre la carrera de 2017 y la de 2020 y esta diferencia es el cambio drástico en el perfil del inversor. Las subidas de cuatro dígitos en 2017 que el Bitcoin sumaba despertaron una especulativa fiebre entre los pequeños inversores.

La conquista de sus récords para el mes de diciembre de 2020 al estar al borde de los 20.000 dólares, se vio precedida por una oleada de llegada de pequeños inversores chinos, tal cantidad hizo plantearse a las autoridades el país intentar frenar esta oleada febril.

Ahora los analistas tres años después nos explican que las subidas más sostenidas del bitcoin confirman la mayor solidez de las inversiones que están detrás de su rally. Y que los inversores institucionales se han puesto al mando del mercado mediante la generalización de futuros y alternativas sobre el precio del bitcoin, así como, el auge de los fondos centrados en criptodivisas.


Comparte con otros: